ZOOTRÓPOLIS-ELEFANTE

Os presentamos al tercer habitante de Zootrópolis: el majestuoso elefante. Por su elevado peso nuestro elefante se movía más lento de lo que pensábamos. A pesar de añadir velocidades altas en nuestras programaciones descubrimos a través de ensayo-error que el elefante se movía a ese ritmo por el mecanismo que habíamos creado. También observamos como modificando el mecanismo al cambiar sus patas de posición podíamos aumentar la velocidad.

La verdad es que un proyecto de apariencia simple hizo que pudiésemos entender nuevos conceptos de programación y de construcción, además de reforzar todo lo aprendido.

¡Esperamos que os guste el resultado, a nosostr@s nos parecen monísimos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *